gallery/images

La época romana también dejó testimonios en los alrededores, donde existían numerosas villas rurales (construcción predecesoras a los actuales cortijos). En esta época pudo existir ya un pequeño núcleo de población ubicado en el actual emplazamiento del pueblo, debido a que por allí discurría una de las calzadas romanas más importantes del imperio, la Vía de la Plata. Este núcleo servía de apeadero a los viajeros, que entraban por el sur de la población desde Sevilla. La actual carretera que atraviesa la población conserva el trazado de la antigua calzada romana.

A pies de esta Vía de la Plata, entre Castilblanco y Almadén de la Plata también se conservan restos de una antigua posada de tres plantas, existente ya en época romana, que era parada obligada de los viajantes que necesitaban pasar la noche a cubierto.

A finales de este siglo XVI, se concluye la construcción de la iglesia. El núcleo urbano, que hasta entonces se restringía a la loma de La Malena, llega hasta la recién terminada iglesia. Se van formando las primeras manzanas de población.

Existen libros de actas de esta época en el Ayuntamiento y la Iglesia.

El Arzobispo de Sevilla encarga la imagen de la Patrona de Castilblanco de los Arroyos, Ntra. Sra. de Gracia, Imagen Renacentista, obra de Francisco de Arce, ejecutada en 1580, para la Parroquia del Divino Salvador de Castilblanco de los Arroyos cuyo Beneficiado abonó el encargo como consta en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla. La Imagen de la Virgen de Gracia fue encargada por el Arzobispo de Sevilla con una imagen gemela destinada a la parroquia de Zufre (Huelva) a cuya Vicaría pertenecía Castilblanco de los Arroyos. Esta imagen de Zufre desapareció en el incendio de aquella parroquia, por lo que la Imagen de Ntra. Sra. de Gracia es una de las pocas imágenes renacentistas que se conservan en la Archidiócesis de Sevilla.

Alonso Morgado en 1587 edita "Historia de Sevilla" y habla de "Castil Blanco".

De este siglo se conserva la imagen de San Sebastián, perteneciente a la antigua Ermita de San Sebastián, y que actualmente está situada en el Altar de la Virgen de los Dolores de la iglesia.

En 1594 Castilblanco formaba parte del reino de Sevilla en la Sierra de Arroche y contaba con 419 vecinos pecheros.1

A principios de este siglo, Castilblanco era una importante morería, y el número de moriscos, cercano a los 100, suponía una parte importante de la población. En la provincia de Sevilla únicamente era superado por Écija, Constantina, Utrera, Alcalá de Guadaíra, Carmona y Alcalá del Río.

En la primera década de este siglo, se produce la estancia en esta localidad del escritor Miguel de Cervantes en Castilblanco recaudando impuestos. Cita al pueblo en una de las Novelas ejemplares: "Las Dos Doncellas", publicada en 1613.

De principios de este siglo data el Cristo de la Vera-Cruz y posiblemente la Virgen de la Paz.

En 1639, Juan Fernández realiza la pila bautismal que se encuentra en la iglesia.

En 1658 Francisco Dionisio de Ribas realiza el Retablo Mayor de la Iglesia Parroquial.

En 1669 el pueblo aparece denominado como "Castel Blanco" en el libro Viaje de Cosme Médicis por España y Portugal, editado por Ángel Sánchez Ribero. En dicho viaje, Pier María Baldi perteneciente al séquito de los Medici, realiza un grabado del pueblo.

También se produce la construcción de la iglesia. En 1668 se hizo una campana de bronce que se quebró a los cuatro años y se reformó en 1674.

En 1677 Francisco Antonio Gijón realiza la talla del Stmo. Cristo de los Vaqueros. Este Crucificado fue contratado el 29 de agosto de ese año entre el citado artista y la cofradía de Nuestra Señora de Escardiel, con destino a la ermita de dicho nombre sita en la villa de Castilblanco. Gijón se comprometía ante el escribano Vicente de Aguilar a realizar un Cristo de madera de ciprés, encarnado, de cinco cuartas y media con su cruz de madera toscana.

Se reforma la Fachada y la Torre de la Iglesia.

QUE VER...

 

Es un pueblo blanco que se desparrama por la ladera de la sierra, con amplias y tranquilas calles, donde destaca la Iglesia del Divino Salvador, de origen mudéjar, que fue reformada en los siglos XVI y XVII.
Es sede de la patrona Nª Srª de Gracia y de las hermandades de la Vera Cruz, el Nazareno y El Santo Entierro que salen el jueves, viernes Santo y sábado Santo respectivamente.

Hay un pequeño Museo de arte contemporáneo de autores locales, con sede en el teatro Miguel Fisac,  calle Escolástica y un Museo  Etnográfico, instalado en la Casa de la Sierra, que expone mobiliario, aperos de labranza, utensilios , calle Antonio Machado s/n,

Especial atención merece la Casa de la Sierra, edificio de carácter regionalista del año 1923, actualmente  ‘Casa-Museo’.

Por la carretera de Almadén, a 2,5 km del pueblo, encontramos la ermita Nuestra Señora Santa María de Escardiel y junto a ella, el Encinar de Escardiel,  que se encuentra enclavado en un área de gran riqueza cultural y biológica, que permite la realización de multitud de actividades tanto educativas como de ocio y/o de esparcimiento.
La romería se celebra el segundo fin de semana del mes de septiembre, cada 5 años la imagen se traslada al pueblo.

Ermita de San Benito a 12 km del pueblo, cerca del pantano de los Melonares. Es un complejo muy atractivo, donde se venera desde el siglo XV a San Benito de Nursia. En el mes de agosto se celebra una romería en su honor en la que se desplazan miles de peregrinos y devotos venidos de todos los pueblos de la comarca.
Los romeros salen del pueblo con sus carretas para acompañar al Santo, que procesiona por el Real de la Ermita en la tarde del Domingo.

 

CULTURA Y FIESTAS...

 

Junto a las romerías señaladas de Escardiel y San Benito hay otros eventos festivos.

Certamen de Artesanía y Productos Típicos de la Comarca del Corredor de la Plata, en febrero.

La Semana Santa muy popular.

La Fiesta del Agua, en julio  que se remonta a 1985, cuando tras décadas de sequía, el municipio recibe el agua de un nuevo embalse construido sobre la Ribera de Cala para su abastecimiento y los vecinos lo celebran dándose un baño en la Plaza Amarilla.

La Fiesta de la Patrona de Castilblanco de los Arroyos: la Virgen de Gracia, que se celebra en Julio con la procesión el primer domingo de Agosto.

Reunión Motera Ruta de la Plata, en septiembre, con ruta hasta Almaden.

gallery/escudo

Las exploraciones arqueológicas están bien y sobre el término municipal detectan el paso de varios pueblos a lo largo de la Prehistoria y la Historia, antes y después de la guerra pero ningún núcleo significativo de población. El origen de la población podría estar en la Edad Media aunque se cree también que tiene enteras, tras la Reconquista y en torno a un castillo que se edificó en la Malena. Es probable que para su edificación se aprovecharan los restos de un antiguo 'castril' (pequeño campamento, castro) de origen rumano.